mostrar menú

Cynthia Briceño: “La poesía no es un oficio, es una manera de vivir”

Cynthia Briceño Valiente. La poeta piurana ha publicado Torna sol, un poemario que asedia la sociedad posmoderna, el mundo globalizado y la condición humana.

viernes 1 de diciembre de 2017

Desde que Cynthia Briceño Valiente editó su primer poemario Entre el pretérito perfecto y el futuro indefinido en el 2012, su obra poética ha sido reconocida y tomada en cuenta por la crítica literaria. En su último libro, Torna sol, vuelve a destacar su aproximación al vigente análisis acerca de la sociedad postmoderna en el mundo globalizado, los cambios impuestos a la condición humana, la dispersión de los fundamentos de la vida civilizada y la ética social distorsionada por la falta de amor al prójimo, donde todas las conexiones agonizan por este exceso de “deshumanizar” el mundo.

La editorial Hipocampo Editores ha publicado el libro Torna sol de la autora piurana Cynthia Briceño Valiente. La poeta estudió lengua y literatura en la Facultad de Ciencias Sociales y Educación de la Universidad Nacional de Piura. Realizó estudios de maestría en educación en la Universidad de Piura (campus Lima), donde actualmente es docente.

Abordamos a nuestra poeta para realizarle algunas preguntas acerca de la poesía y el tema del oficio del escritor:

-¿Cómo ubicas tu libro Torna sol en el desarrollo de la poesía piurana? ¿Se explica también que nuestra poesía local tenga un enorme prestigio a nivel del país?

Desde siempre, nuestros poetas piuranos han exaltado con vehemencia todo gesto, costumbre o sentimiento con el propósito de que estos se conserven en la memoria colectiva. Actualmente, si bien nuestra poesía ha trascendido gracias a una temática y visión universal, se mantiene aferrada a los elementos culturales y a las bondades naturales de nuestra pródiga tierra piurana. Ese aspecto significativo se suma al sentido de solidaridad que conservan los poetas contemporáneos. Torna sol no es localista, pero conserva una gran tradición: se torna hacia donde el sol brilla más y abriga los mejores recuerdos.

En Torna sol se da “no solo una separación temporal del paraíso perdido de la infancia como la patria de la que nos han desterrado” ¿Es cierto eso?

En Torna sol, el exilio se constituye en la ventana de los versos. Estas se abren de par en par, en algún lugar del mundo, para observar y recrear la transición veloz de los tiempos, de la vida, de los sueños. En Torna sol existe el destierro “temporal y físico”, pero no el desarraigo. El vínculo con la tierra natal y con el pasado es intenso y profundo. Desde lejos los versos se aferran a la luz, al rastro, a la huella, a las raíces.

Entiendo que escribir es una de tus pasiones. ¿Escribir poesía es difícil o es un oficio como cualquier otro?

No considero a la poesía como un oficio, sino como una manera de vivir. No puedo decir que escribir poesía sea fácil, pero tampoco que es difícil. Pienso que aquí el término clave es el ritmo. Mariano Iberico menciona que “el ritmo es la ley universal de la vida. Por consiguiente, toda expresión poética, que es una manifestación vital, es rítmica”. Cuando compongo poesía voy a mi ritmo. Unas veces escribo con calma, con sosiego; otras, con ansiedad, con vértigo. La poesía se convierte en un mecanismo de introspección.

¿Qué otros trabajos literarios abordas ahora en tu tarea de escritora?

Busco mejorar, aprender de los grandes poetas peruanos y extranjeros de ayer, de hoy y de siempre. Realmente, componer sobre la base de lo genuino y auténtico y hacer que la obra trascienda a lo universal requiere de esfuerzo y paciencia. Para ello hay que continuar leyendo y “también hay que seguir viviendo”. 

Fuente:

Videos

••• Ver más videos

Audios

Galería

••• Ver más imágenes